fbpx

Qué ver en Shanghái en 2 días

Qué ver en Shanghái en 2 días - Seguir Viajando

Llegamos a uno de los imprescindibles en China y en este artículo te traemos qué ver en Shanghái en 2 días.

La ciudad de Shanghái no tiene solamente un skyline alucinante, sino que también podrás descubrir un montón de templos y jardines preciosos.

Para nosotros fue una ciudad muy especial porque era el primer lugar que visitábamos en China, por lo que todo nos llamaba la atención y quedamos sorprendidos desde el primer instante que comenzamos a visitar Shanghái.

Dónde alojarse en Shanghái

Uno de los primeros asuntos que tuvimos que resolver a la hora de viajar a China fue el tema de los alojamientos, lo cual, por lo general, nos pareció bastante barato y económico, hemos de decir.

En concreto, buscar alojamiento en Shanghái no nos resultó complicado, aunque pueda parecerlo.

Confesamos que teníamos una ruta hecha terminando en Hong Kong (tras dedicarle muchísimo tiempo buscando combinaciones y que todo cuadrase bien), pero, más tarde, la cambiamos totalmente para que Hong Kong quedase en medio y así evitarnos el coste del visado. ¿Qué cómo lo hicimos? Puedes echarle un ojo a este post de consejos para viajar a China.

No obstante, ese esfuerzo no fue en vano, ya que ahora podemos comentar distintas opciones de alojamiento en Shanghái:

Lo que teníamos claro era que el alojamiento debía ser céntrico para así poder movernos mejor y, si era necesario coger algún transporte, perder el menor tiempo posible.

Así, en primer lugar, nos decidimos por el Jinjiang Inn Nanjing Road Pedestrian street (East Asia Hotel), situado en una céntrica calle peatonal y comercial y a tan sólo 10 minutos a pie de la People’s Square. Su precio era de unos 160 € para 3 noches.

De igual modo, para el último día del viaje antes de regresar a Madrid, necesitábamos un alojamiento cerca del aeropuerto de Pudong y encontramos uno por unos 50 € que, además, incluía el traslado de manera gratuita. Se trata del Shanghai Joyful Star Hotel-Free shuttle bus to Pudong Airport and Disney.

En ambos casos, los reservamos a través de Booking.

No obstante, como esos planes acabaron por no salir adelante porque cambiamos la ruta, tuvimos que cancelarlos, pero encontramos otro en el mismo lugar que el que habíamos reservado ya, ¡a tan sólo 3 minutos a pie! Se trata del Hanting Hotel (Shanghai Nanjing Road Pedestrian Street Center) e incluso nos salió más económico, pues fueron unos 125 € por 3 noches. En esta ocasión, reservamos a través de Trip.com.



Booking.com

Qué ver en Shanghái en 2 días

Nuestro vuelo a China aterrizó en el aeropuerto de Pudong a las 18:15h y entre que salimos del aeropuerto, nos trasladamos al centro de Shanghái e hicimos el check-in en nuestro alojamiento de Shanghái, no nos dio tiempo para mucho más que para cenar y descansar, pero… ¡al día siguiente lo dimos todo!

Aunque estuvimos tres días en Shanghái, la realidad es que prácticamente fue uno y medio: uno completo tras el día que llegamos y otro antes de coger un vuelo interno a Zhangjiajie (el otro día entre medias lo dedicamos a visitar Suzhou).

A continuación te contamos qué ver en Shanghái en dos días.

Por cierto, seguro que te es de mucha utilidad este artículo sobre cómo organizar el viaje a China.

Día 1 en Shanghái

Calle Nanjing

Justo donde tenemos el alojamiento en Shanghái se encuentra la Nanjing Road, una calle de unos 6 km muy transitada que, a su vez, es una gran calle comercial.

Un tramo es peatonal y, en total, va desde la zona de El Bund hasta un poco más allá del Jing’an Park, pasando por el People’s Square.

Calle Nanjing en Shanghái - Qué ver en Shanghái en 2 días - Seguir Viajando

Banner Holafly China - Seguir Viajando

Jardín Yuyuan (豫園)

El Jardín Yuyuan (豫園), del S. XVI, es un parque de unas 2 Ha de extensión situado en la Vieja Ciudad de Shanghái que fue diseñado durante la Dinastía Ming. En él podemos sentirnos como un local más, rodeados de una gran vegetación, estanques y pabellones con una arquitectura tradicional china.

Antes de nada, cabe decir que lo más recomendable es visitarlo a primera hora de la mañana para evitar (en la medida de lo posible) las multitudes y conocerlo de un modo más tranquilo.

De hecho, su nombre proviene de la palabra “Yu”, que significa “salud y tranquilidad”.

Del Jardín Yuyuan dicen que es uno de los más bonitos del país y, aunque no lo podemos confirmar porque China es gigantesca y no tenemos todas las referencias, sí podemos estar muy de acuerdo con esa afirmación.

Para entrar en el Jardín Yuyuan, declarado como Monumento Nacional en el año 1982, hay que pagar una entrada de 40 ¥ (unos 5 €).

Ten en cuenta que todos los precios que indiquemos en este post son a fecha de nuestro viaje, entre mayo y junio de 2024.

Mercado Yuyuan (豫園)

Cerca del Jardín Yuyuan, en el mismo área, se encuentra el Mercado Yuyuan (豫園), una especie de bazar en el que se mezclan tiendas tradicionales de productos artesanales con otras más modernas, así como restaurantes y puntos de comida callejera.

Puede ser un buen lugar en el que hacerte con ese imán para la nevera o cualquier otro souvenir, aunque es un sitio muy turístico y puede que los precios sean un poco más altos que en otras zonas.

Templo del Dios de la Ciudad (上海城隍庙)

Dentro del Mercado de Yuyuan se encuentra el City God Temple o Templo del Dios de la Ciudad (上海城隍), núcleo de la antigua ciudad de Shanghái que comprende no sólo el templo taoísta en sí, sino también los barrios comerciales que lo rodean.

Visitarlo tiene un coste de 10 ¥ (poco más de 1 €).

El Bund (外滩)

El paseo marítimo de 1,5 km de Shanghái, en la zona oeste junto al río Hangpu, es conocido como El Bund () o, por su nombre en chino, Waitan (上海), que significa “playa exterior”. Sin duda, éste es uno de los imprescindibles que ver en Shanghái.

Actualmente, El Bund es famoso por ser un buen punto desde el que ver el skyline del distrito financiero de Lujiazui en Shanghái o a algunos locales haciendo taichí, pero tiene mucha historia detrás que se remonta a:

  • La resistencia de la Dinastía Qing ante las potencias occidentales que trataban de dominar China.
  • La victoria británica en la Primera Guerra del Opio (1842), que terminó por asentarlos junto al río Hangpu (en El Bund) y obligó a China a abrir sus principales puertos al comercio exterior, incluyendo Shanghái.
  • El gran crecimiento del Bund en 1863 por el gran trabajo conjunto de británicos y estadounidenses, lo cual fue en aumento a finales del S. XIX gracias a la construcción de edificios de estilo neocláiso y a principios del S. XX por consolidarse aquí instituciones financieras muy importantes.

Por este motivo, hoy en día encontramos hasta 52 edificios históricos de los S. XIX y S. XX con un marcado estilo occidental, destacando, entre otros, el Asian Building (antiguas oficinas de la Asiatic Petroleum Company), el Union Building (centro comercial que en su día albergaba empresas de seguros), el neoclásico Old HSBC, la Custom House (todavía en uso, se construyó imitando el Big Ben de Londres) o el Edificio del Banco de Comerciantes de Asia (fue la sede del primer banco de propiedad china).

Otros edificios relevantes, de mayor a menor altura, serían la Torre de Shanghái (632 m., la más alta de la ciudad, con un mirador al que subimos), la Shanghai World Financial Center (492 m.), la futurista antena de telecomunicaciones Oriental Pearl Tower o Torre de la Televisión de Shanghái (468 m.) o la Jin Mao Tower (420,5 m.).

El Bund de Shanghái - Qué ver en Shanghái en 2 días - Seguir Viajando

Además, esta zona ofrece bastantes planes diferentes, tales como:

  • Ver el skyline desde el Zhapulu Bridge.
  • Acercarte al Monumento a los Héroes, en memoria de los caídos durante la Guerra del Opio de la que hablábamos. Aquí también podrás ver la Torre Perla Oriental justo de frente tras el río Hangpu.
  • Imaginarte en el mismísimo Wall Street de Nueva York cuando estés junto al Bund Bull, el toro de Shanghái que representa la fortaleza financiera de China.
  • Cruzar en una cabina The Bund Sightseeing Tunnel, un túnel turístico que conecta El Bund con el distrito de Pudong (y viceversa) bajo el río Hangpu en unos 5 minutos. Cuesta 50 ¥ un trayecto o 70 ¥ ida y vuelta (unos 6,50 € y 9 €).
  • Hacer un crucero nocturno por el río Hangpu o coger un ferry junto a la Torre de la Estación Meteorológica para cruzar el río desde El Bund hacia a Pudong (y viceversa) en unos 10 minutos.

Skyline de Shanghái de noche - Seguir Viajando

 

 Viaja sin preocupaciones con un buen seguro de viajes.

7% DE DESCUENTO EN CHAPKA

5% DE DESCUENTO EN IATI

10% DE DESCUENTO EN INTERMUNDIAL

Shanghai Tower (上海中心大厦)

Al otro lado de El Bund, en el área financiera de Lujiazui (Distrito de Pudong), se encuentra la Torre Shanghái o Shanghai Tower (上海中心大厦), un rascacielos de 632 metros de altura que hacen de él el más alto de la ciudad y el tercero más alto del mundo, tras el Burj Khalifa de Dubái (828 m.) y la Warisan Merdeka Tower de Kuala Lumpur (678,9 m., inaugurado en 2023).

Esta gran construcción, inaugurada en el año 2015, es también un mirador 360º con vistas de todo Shanghái, situado a 546 metros en el piso 118.

El precio de las entradas es de 180 ¥ (unos 23 €) y se pueden adquirir allí mismo en las taquillas o en los canales oficiales indicados en la propia página web de la Shanghai Tower.

Además, en la misma ubicación de la Torre Shanghái, uno al lado de otro junto a ella, se sitúan formando una especie de triángulo el Edificio Jin Mao y el Shanghai World Financial Center.

A escasos 15 minutos a pie también podemos subir al mirador de la Torre Perla Oriental. Sin embargo, en nuestra opinión (y sin haber subido) merece menos la pena, ya que perderíamos la gracia de ver la propia torre y sus esferas.

Vistas desde Shanghai Tower - Qué ver en Shanghái en 2 días - Seguir Viajando

Día 2 descubriendo qué ver en Shanghái

People’s Square (人民广场)

En la Calle Nianjang, de la cual ya hemos hablado, se sitúa la People’s Square o Plaza del Pueblo, una gran plaza en la cual encontrarás varios parques, museos, tiendas de restauración y cafeterías e incluso unos baños públicos. Esta plaza, marca el límite entre East Nanjing Road y West Nanjing Road.

Pasamos por esta plaza y el parque (People’s Park) todos los días, ya que tiene una estación de metro con varias líneas desde las que teníamos conexión a todos los sitios que visitamos en Shanghái, incluido el Aeropuerto de Pudong. Además, estaba a tan sólo 10 minutillos a pie de nuestro alojamiento en Shanghái.

No obstante, no sólo es un gran pulmón verde para la ciudad (con permiso del Century Park), sino que aquí se encuentra el Edificio del Gobierno Municipal de Shanghái y el Km 0 a través del cual se miden todas las distancias en Shanghái.

Históricamente, antes de que Mao Zedong proclamase el régimen de la actual República Popular de China (1 de octubre de 1949), la Plaza del Pueblo fue un hipódromo, considerado por entonces como el principal del Lejano Oriente.

Más tarde, el gobierno prohibió las carreras de caballos y, una parte, se transformó en una plaza y en un parque para el disfrute del pueblo, aunque su máximo desarrollo tuvo lugar a finales de 1993, momento en que se llevó a cabo una reconstrucción integral y se establecieron aquí el Gobierno Municipal (antes en el Edificio HSBC, en El Bund), el Museo de Shanghái (simulando ser una olla china) o el Gran Teatro (construido en vidrio), entre otros.

People’s Square en Shanghai - Qué visitar en Shanghái - Seguir Viajando

🤑 En China necesitas cambiar divisa o llevar una tarjeta que no cobre comisiones extra:

Tarjeta N26

Cambio de divisas (descuento con el código SEGUIR)

Jing’an Temple

El Jing’an Temple es otro templo que ver en Shanghái y significa «paz y tranquilidad». Se trata de un templo budista y es el más antiguo de la ciudad.

Su ubicación llama la atención, ya que está rodeado de grandes rascacielos.

Cabe destacar que fue construido como templo budista, pero posteriormente fue una fábrica de plásticos por la Revolución Cultural, aunque finalmente volvió a ser el templo budista que es hoy en día.

Aquí se encuentran la estatua de un buda sentado de 3,8 metros de alto y la Campana de la Paz, que pesa unas 7 toneladas.

Tiene un precio de 50 ¥ (unos 6,50 €) y se encuentra justo al lado de la estación de metro con el mismo nombre.

Jing’an Temple en Shanghái - Qué ver en Shanghái - Seguir Viajando

Longhua Temple

El siguiente punto del día 2 descubriendo que ver en Shanghái es otro templo budista, también conocido como Templo de la Flor del Dragón debido a que una leyenda dice que se apareció un dragón.

Realmente es un conjunto de templos, el más antiguo de Shanghái, el cual conserva todavía la arquitectura tradicional de un monasterio de la Escuela Chan de la dinastía Song. Esta escuela era de budismo y fue muy popular entre las dinstías Tang y Song a partir del S. VI d.c.

En el Longhua Temple de Shanghái puedes encontrar una pagoda que mide más de 40 metros y antiguamente era el edificio más alto de la ciudad.

Por cierto, su entrada es gratuita.

Qibao (七宝)

Desde el Longhua Temple, buscamos en la App MetroMan (recuerda echar un vistazo a este artículo sobre las Apps que necesitas conocer para viajar a China) cómo llegar al distrito de Minhang para conocer Qibao (七宝) o, mejor dicho, Qibao Ancient Town (七宝古), es decir, el casco antiguo, un suburbio al oeste de la ciudad de Shanghái y el cual se localiza junto al río Puhui.

Se trata de otra de las zonas conocidas como “la Venecia Oriental”, al igual que vimos en Suzhou, gracias a los canales y puentes que posee, por lo que es un buen lugar que ver en Shanghái.

Además, tiene un estilo y una arquitectura tradicional china, algo bastante distinto a la modernidad que podemos encontrar a pocos kilómetros en el centro de Shanghái.

El origen de Qibao se sitúa en la Dinastía Song del Norte, aunque su máximo desarrollo, sobre todo económico, tuvo lugar, primero, durante la Dinastía Ming y, después, con la Dinastía Qing.

Es interesante saber que Qibao significa “Siete Tesoros”, por su nombre en chino: “七” (“Siete”) y “宝” (“Tesoro” o “Precioso”). Esto se debe a que se dice que Qibao poseía hasta 7 maravillas: un texto del loto con escritura dorada del S. X, un árbol catalpa milenario chino, una gran campana de bronce de la Dinastía Ming, un gallo dorado, un Buda de hierro también de los Ming, un par de palillos de jade y una prehistórica hacha de jade. Estudios arqueológicos han demostrado que los cuatro primeros sí existieron y, aún hoy en día, podemos observar la escritura dorada y la gran campana.

Si te preguntas qué ver en Qibao, la verdad es que es una zona en la que dejarse llevar perdiéndose por sus calles, sin nada en especial a destacar, pero con todo por ver y descubrir. Por citar algunos aspectos, además de probar algo en los puestos de comida callejera, podemos nombrar el Templo Qibao o algo tan rocambolesco como las peleas de grillos en algunos momentos concretos del año.

Concesión Francesa de Shanghái (上海 法 租界): barrios de Tianzifang (田子坊) y Xintiandi (新天地)

Siguiendo hacia el sur de Shanghái podemos adentrarnos en una zona que quizá nos lleve a confusión y, en algún momento, nos haga parecer estar en algún país europeo. Se trata de la Concesión Francesa de Shanghái (上海 法 租界), cuyo nombre tiene su origen en la ocupación francesa tras su victoria frente a la Dinastía Qing, junto a los ingleses, en la Segunda Guerra Anglo-China o del Opio.

Así, esta parte de Shanghái, conocida como la París del Este, fue gobernada por los franceses del 1849 al 1946, como si de la propia Francia se tratase.

Hoy en día es una zona bastante turística, incluso por los propios chinos, en la que hay tiendas de artesanía local, galerías de arte y restaurantes, destacando el barrio de Tianzifang (田子坊) o el barrio de Xintiandi (新天地).

En ellos podemos ver las típicas “shikumen”, antiguas casas de dos o tres plantas, con muros de ladrillo rodeando un pequeño patio delantero y que poseen un estilo arquitectónico que combina elementos occidentales y tradicionales chinos. Además, las casas se sitúan pegadas unas a otras a lo largo de callejones denominados “longtang”.

De hecho, en Xintiandi (concretamente, en el Nº 374 Huangpi Rd, junto al Parque Tai Ping Qiao) se encuentra el edificio o “shikumen” en el que se celebró el Primer Congreso Nacional del Partido Comunista Chino, es decir, la primera reunión del Partido, el cual es, actualmente, un museo en conmemoración a la figura de Mao Zedong.

Otro punto que podemos conocer dentro de la Concesión Francesa de Shanghái es el Parque Fuixing, en el que podemos ver la vida local a través de la gente que encontrarás bailando o jugando a las cartas o al bádminton, entre otras cosas.

Visitar la Concesión Francesa de Shanghái - Seguir Viajando

Otros artículos para viajar a China

Organiza tu viaje por China

🏨 Encuentra los mejores alojamientos

🛫 Reserva los vuelos más baratos

🎟 Contrata tu visita guiada o excursiones

🚗 Comparador para alquiler de coche

🏥 5% en tu seguro de viajes con IATI

🤑 Descuento en cambio de divisas

📱 5% en la eSIM de Holafly para viajar siempre conectado

🚆 Comparador de trayectos en tren y autobús

💳 Paga sin comisiones en los viajes con tu tarjeta N26

🧳 Consigue 2 horas gratis en consigna de equipaje

 

Esperamos que te haya sido útil el post sobre qué ver en Shanghái en 2 días, ¡puedes compartirlo en tus redes sociales! 😊

¡Gracias por leernos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *