Miniatura Cuenca en un día

Un día en Cuenca

Nunca nos habíamos planteado pasar un día en Cuenca pese a tenerla bastante cerquita de casa. Decidimos ir el día festivo del 12 de octubre, plan que no fuimos los únicos en pensar ?, ya que nos encontramos con mucha gente haciendo lo mismo que nosotros.

Ésto hizo que hubiese muchísimo ambiente. No sabemos si otros días habrá tanto turismo, pero a nosotros nos sorprendió un montón y por eso os recomendamos la visita de un día, aunque si tenéis más tiempo podéis pasar un día en Cuenca y otro en la Ciudad Encantada, lo cual se nos ha quedado pendiente para una próxima vez.

 

¿Qué ver en Cuenca en un día?

 

  • Casas Colgadas.

Las Casas Colgadas, que no Colgantes, son lo más representativo de Cuenca y se trata de un conjunto de edificios asentados en una cornisa de roca, es decir, construidos en mampostería con sillares suspendidos sobre ménsulas, sobre la Hoz del Río Huécar.

Casas Colgadas Cuenca

Gracias a ellas, Cuenca recibió el título de Patrimonio de la Humanidad y las propias Casas Colgadas fueron declaradas Bien de Interés Cultural en el 2016.

Hoy en día sólo tres son visitables: la Casa de la Sirena y las Casas del Rey. En su interior albergan el Museo de Arte Abstracto Español.

 

  • Puente de San Pablo.

El Puente de San Pablo, también llamado “Cíclope de Piedra”, es un puente soportado por vigas construido entre los años 1533 y 1589 por el que transcurre la Hoz del Río Huécar.

Sin embargo, el puente original, de piedra con cinco arcos de pilares toscos de los que todavía quedan algunos restos, se derrumbó debido a un huracán cuando ya estaba casi terminado y el que hoy encontramos es de hierro y madera, levantado en el año 1902.

Con 100 metros de longitud y unos 45 metros de altura, es uno de los mejores sitios desde los que se pueden ver las Casas Colgadas.

Puente de San Pablo, Cuenca

*Cuidado si ves a alguien corriendo o saltando por el puente porque notarás cómo se mueve el suelo.

 

  • Catedral de Cuenca.

La Catedral de Santa María la Mayor o de Nuestra Señora de Gracia fue el primer edificio levantado tras la reconquista durante la Edad Media.

Pese a que en la época el estilo arquitectónico que predominaba era el románico, se trata de la primera catedral gótica del Reino de Castilla junto a la de Ávila. Concretamente se trata de un gótico normando con elementos románicos y aportaciones posteriores de estilo plateresco, cisterciense y barroco, sin dejar de lado su fachada neogótica del S. XX.

Catedral de Cuenca

Las obras, que perduran durante todo el S. XIII, fueron comenzadas por canteros franceses -de ahí su estilo gótico normando- entre el 1182 y el 1189.

Posteriormente ha ido sufriendo diversas remodelaciones y reformas, siendo la más importante la de 1910 cuando se reconstruyó como consecuencia de los daños en la fachada por el hundimiento de la torre de las campanas por la caída de un rayo en el 1902.

Un dato curioso es que durante una de las remodelaciones que ha sufrido la Catedral se esculpieron una serie de animales. Concretamente, se trata de la remodelación que tuvo lugar en el 1492, momento en que se descubrió América, por lo que dichos animales son algunos propios de aquéllas tierras, como el pez globo, el dodo, la tortuga o el armadillo, desconocidos hasta entonces en nuestro continente.

 

  • Palacio Episcopal de Cuenca.

Catalogado como Bien de Interés Cultural, lo más destacable es que en él se instauró el Tribunal de la Inquisición desde finales del S. XV  hasta el 1530.

El Palacio, adosado a la Catedral por la parte trasera de ésta, posee un patio central de planta cuadrada en su parte baja que tiene tres arcos de estilo gótico hispano-flamenco o estilo Reyes Católicos (representa la transición entre el final del gótico y el inicio del renacimiento).

Edificio de estilo neoclásico, su construcción original tuvo lugar a principios del S. XIII y finalizó sobre el año 1250, pero se continuó construyendo en el S. XVI y, más importante aún, en el S. XVIII, momento en que fue edificada la portada principal y el cuerpo que la cubre.

Actualmente alberga el Museo Diocesano Catedralicio de Cuenca.

 

  • Iglesia de San Pedro.

De planta octogonal en su exterior y circular en su interior, en la parte alta de la ciudad se encuentra la Iglesia de San Pedro, levantada sobre una antigua mezquita.

Su construcción puede ubicarse en torno al 1177, momento en que Cuenca fue conquistada por Alfonso VIII y en ella se puede apreciar un estilo barroco junto a un artesonado mudéjar.

 

Foto en Cuenca

 

  • Ruinas del Castillo de Cuenca: muralla y Arco de Bezudo.

En lo alto de la ciudad se ubica estratégicamente entre las hoces de dos ríos el Castillo de Cuenca o, mejor dicho, las ruinas del Castillo de Cuenca, pues lo que queda de él son tan sólo dos construcciones, así como restos de la antigua muralla y el Arco de los Hermanos Rodríguez Bezudo o, simplemente, Arco de Bezudo, cuyo nombre le fue dado en memoria al fallecimiento de los hermanos en la toma de la ciudad a cargo de Alfonso VI y en el cual se observa una inscripción heráldica sobre la piedra.

Se trata de restos de la fortaleza árabe del siglo XVI que conformaba uno de los antiguos acceso a la ciudad y en la Edad Media fue la residencia del Rey Alfonso VIII durante diez años.

 

  • Torre de Mangana.

Con el título de Bien de Interés Cultural, la Torre de Mangana o Torre de las Horas es parte de la vieja muralla y ha sufrido muchas remodelaciones desde su construcción en el S. XVI, aunque con una altura muy inferior a la actual y que fue aumentada debido a las constantes quejas de los vecinos por el ruido del reloj.

Fue construida sobre un alcázar árabe, por entonces residencia del gobernador musulmán, para más tarde convertirse en vigía de una antigua sinagoga, en iglesia cristiana de Santa María o incluso en catapulta para defender los accesos a la ciudad, entre otras cosas.

Torre Mangana, Cuenca

No se pueden obviar las fantásticas vistas que ofrece la plaza en la que se encuentra hacia la ciudad y, sobre todo, a la Hoz del Río Júcar.

  • Ciudad Encantada.

Se encuentra en Valdecabras y se trata de un paraje natural declarado Sitio de Interés Cultural en el 1929.

Aquí se encuentran formaciones rocosas calcáreas o calizas gracias a la acción del agua, el viento y el hielo. Se trata de un fenómeno kárstico del período Cretácico, hace unos 90 millones de años.

Está ubicada en una finca privada a 30 minutos en coche de Cuenca y el acceso son 5€.

 

¿Qué comer en Cuenca?

Algunos de los platos típicos de Cuenca son el Morteruelo, los Zarajos o el Gazpacho Pastor.

Nosotros optamos por comer en la Plaza Mayor sentados en una terraza del Restaurante Mangana un menú del día, y es que, pese a ser festivo, encontramos varios menús en los restaurantes.

De primer plato nos decantamos por una sopa castellana y un revuelto de setas con judías verdes, mientras que de segundo plato nos sirvieron un rico secreto ibérico a la brasa. El menú incluía postre o café por 11,50€/persona y la verdad es que comimos bastante bien.

 

Esperamos que os haya sido útil el post, ¡podéis compartirlo en vuestras redes sociales! ?

 

¡Gracias por leernos!

Autor entrada: Seguir Viajando

Óscar y Silvia

6 comentarios sobre “Un día en Cuenca

    Asun Cardona

    (13 noviembre 2018 -21:28)

    Hace mucho tiempo que quiero visitar Cuenta y nunca encuentro el momento exacto. A veces lo que tenemos más cerca es lo que siempre dejamos para más adelante. Me ha encantado vuestro viaje de un día en Cuenca, me parece que cuando vuelva a España no me voy a demorar más, al final solo son unas horas en coche desde mi casa 🙂

      Seguir Viajando

      (21 noviembre 2018 -12:13)

      Totalmente cierto, lo que tenemos más cerca es lo que más tardamos en visitar. Para la próxima no dudes incluir Cuenca en tu visita ?.
      Un saludo.

    Luz E. Royo

    (14 noviembre 2018 -19:01)

    ¡Hola! La verdad es que Cuenca siempre es un buen plan. A nosotros nos gusta mucho pasearla siempre que hemos pasado puentes en la zona. Me apetecía pasear con vosotros por sus monumentos, que son preciosos. Me he dado cuenta de que llevamos toda la vida llamando mal a las casas Colgadas (las llamaba Colgantes). Un día en Cuenca muy bonito 🙂

      Seguir Viajando

      (21 noviembre 2018 -12:15)

      Es muy común lo de llamar a las casas colgantes jajaja, ya te ha servido de algo el pasarte por aquí ?. Para una escapada de un día está perfecto y si se tiene más tiene más tiempo recorrer un poquito más la zona.
      Gracias por pasarte!

    Jessica

    (17 noviembre 2018 -19:20)

    Que bonita tiene que ser Cuenca!! Si es que tenemos al lado miles de lugares preciosos que no visitamos!! Deberíamos de plantarnos hacerlo!! Buen post y buenos datos que nos servirá para cuando vayamos!!! Un saludo!

      Seguir Viajando

      (21 noviembre 2018 -12:17)

      Tenemos que proponernos hacer más escapadas cerquita de casa, tenemos muchos sitios preciosos al ladito.
      Gracias por pasaros, esperamos que os sirva de ayuda cuando os animéis a visitar Cuenca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *